Por si no lo habéis notado, estamos en campaña electoral. Sí, ahora te piden el voto y la ley lo permite, qué cosas tiene la ley. Deberían pedirte permiso antes de pedirte el voto. El permiso primero, luego el voto. Pero vivimos en un estado de derecho y si la ley deja, pues nada, a hacer campaña por los mercados. Me imagino a un candidato que llame a mi puerta y me diga, “hola, soy el candidato al ayuntamiento, me da su voto?” y yo le diría, “pues hola, pero me pilla en bata y no tengo nada suelto”. Al fin y al cabo, candidato viene de cándido. El de Voltaire no. Pero no me quiero pasar de borde y el domingo, al final, voy y voto. Es lo que tiene tener fe en la razón democrática. Qué contradicción, fe en la razón…

El caso es que me he acodado de esta melodía de este grupo de culto que canta cosas muy bonitas, con bellas armonías. En este caso, él (no sé si Belle o si Sebastián) va en el tren con el Alcalde y quiere hablar pero no están de acuerdo en muchas cosas. Y a partir de ahí desvaría mucho. Es como si el alcalde le sacara de quicio y perdiera los papeles, porque cuándo se ha visto que un alcalde desfile por la acera…

La política exige abnegación. No ayuda el que los medios tomen la parte por el todo, dado que tienen a simplificar y estereotipar. En parte también por sus propios errores e intereses particulares. Pero sigo pensado que aún necesitamos del noble arte de la política, más si es en el ámbito vecinal. Soy un romántico al que le gusta delegar las decisiones de mi ciudad, pero de vez en cuando revisar esa delegación. Y para votar, no necesitamos ver al candidato desfilar como el de B&S, ni vestirse de lagarterana. Solo hace falta honradez y coraje – y un buen equipo.

En fin, me hace gracia. Y ahora que estamos en campaña para las elecciones locales, pues un poco más. En todo caso, B&S siempre me recordará a la escena de Alta fidelidad en la que quita la melancólica “Seymour stein” que sonaba en la tienda de discos de Rob y la cambia por “Walking on sunshine”, mucho más chisporroteante. Es la coincida escena la “cinta del lunes por la mañana”:

Anuncios