Tengo un amigo que dice que le “encanta” Bruce Springsteen, “sobre todo Streets of Philladelphia”. Yo le repuse: ”no, a ti lo que te gusta es Kiss FM”. Tranquilos, no suele leer este blog, ni merodea por Facebook.

Recientemente dos medios han publicado que el jugador del Barça Gerard Piqué, además de gustarle Shakira, claro, “también escucha buena música”.

Dejando a un lado la fina ironía del titular (la colombiana es muy buena música, no? 🙂 ), el articulo menciona que “en el iPod del deportista de 24 años suenan 24 hour party people (The Happy Mondays) o Comfortably numb (Pink Floyd)”. También dicen que “el barcelonés tiene querencias (sic) bastante decentes. Dentro de sus gustos musicales se encuentra Streets of Philadelphia, de Bruce Springsteen, o Losing my religion, de R.E.M”.

Lo que me llama la atención es que toda una revista musical saque la conclusión de que alguien (un pelotero, en este caso) escucha buena música porque tiene en su ipod las canciones más comerciales y conocidas (Kiss FM) de tres o cuatro artistas ultracomerciales. No son precisamente malas canciones, pero de tan oídas cansan y si las sigues escuchando es que no has evolucionado. Y si no has evolucionado… simplemente, me temo que no te gusta mucho la música. Para rematarlo, el artículo (¿) se refiere también a que como jugó en el Manchester United le gusta el “sonido Manchester”. En fin, sin comentarios.

Pero volviendo a la cancioncita de Bruce, sin duda, una obra menor en su carrera (y lo mismo la de REM). Que la canción que más te guste (o que lleves en el ipod) del Boss sea esta, en mi opinión responde a que no conoces el reportorio más importante del rock de finales del siglo XX y principios del XXI. Implica que, por lo tanto, no te gusta. Me recuerda a un ex compañero de colegio que un día apareció con una camiseta de los Rolling Stones al tiempo que confesaba no conocer su música. Ese día comprendí la importancia de los uniformes escolares.

Termino con Pique: el chaval tiene 24 años, es un gran defensa, es campeón del mundo, es millonario, es guapo y se lo hace con Shakira: no le pidamos que también escuche buena música. Eso dejémoslo para los para los mortales.

Anuncios