la web de GM dice desde el domingo:

It is with deep sorrow and regret, that we have to announce that Gary Moore passed away while on holiday in Spain last night.

Cuando era un chaval estaba viendo la tele (el “Superchannel” de lo que antes se llamaba satélite, una forma de emular “Juegos de guerra” en el salón de casa) ví un tipo muy feo que tocaba la guitarra de una manera alucinante. Tenía una cámara pequeña al final del mástil, por la que se podía ver cómo se doblaban las cuerdas a una velocidad y con una fiereza increíbles.

Era Gary Moore (léase [mor]). Luego no le escuché mucho más, porque para héroes de guitarra ya estaban entonces Mark Knopfler o Eric Clapton, que tienen desde los 80 un idilio con los medios de comunicación. Y Moore no. Y discutir quién es mejor guitarrista me parece trivial.

Por eso creo de justicia dejar dicho aquí un par de cosas sobre él.

Era un tipo poco agraciado y llevaba abrigos de cuero. Cuando hacía uno de esos bendings levantaba la cara y parecía la Bestia. Pero su música está llena de fuerza y de intensidad.

En su concierto del 20 de mayo de 2009 irradiaba virtuosismo. Pero como el de Joe Satriani o Steve Vai que pasan por ser los mejores guitarristas del hard rock, sino uno con un feeling especial. Me lo pasé en grande viendo la técnica que desplegaba. Me fui a casa sabiendo que había estado ante uno de los mejores solistas de todos los tiempos. Si te gusta este instrumento, mira alguno de sus vídeos. Ya nadie hace esto y espera vender su música en las radio fórmulas:

Y luego tiene temas preciosos que mezclaba con esa mezcla tan suya de hard-blues que hacía que vieras en sus conciertos heavis y ejecutivos. Nunca agua y aceite se mezclaban tanto.

Últimamente “suplía” a Clapton en una especie de Cream. Aquí con Jack Bruce y Ginger Baker en el clásico de la cultura occidental (del blues blanco) White room. A ver quién puede superar el solo de los tres últimos minutos, que lo le va a la zaga al del Eric de los 70, en mi opinión:

Descanse en paz, desde un hotel famoso en Estepona. Un patrimonio más de la Costa del Sol, como Chopin de Valldemosa o Freddy Mercury de Vevey (Suiza). Saluda a Hendrix y a Phil Lynott!!

Y esta vez para terminar, en señal de luto, un canción instrumental, pues sobran las palabras.




Anuncios