Con los ecos aún frescos de la crítica y el público por la actuación de American Girl, cuelgo hoy este post:

En “Intenciones de este blog” ya avisaba de que aquí me interesaban las relaciones entre la música pop-rock y el mundo que vivimos. Pues bien, alguien con mucho más talento y conocimiento se me ha adelantado, pero en este caso, respecto de la música clásica. En el post “The lamb lies down” ya decía algo de esto, pero Alex Ross lo dice muy bien, la verdad.

Así pues, viene al caso el libro sobre música y sociedad: “El ruido eterno” (Seix Barral) (cuyo título original es The rest is Noise). Se trata de un ensayo sobre la historia de la música clásica del siglo XX que Alex Ross ha dividido cronológicamente en tres momentos claves: desde finales del siglo XIX hasta 1933, el periodo que abarca 1933-1945 y la última parte desde 1945 hasta el año 2000. . El relato permite al lector acercarse a los acontecimientos políticos, sociales y culturales más destacados del siglo XX a través de la evolución de los diferentes movimientos y tendencias musicales, los avances tecnológicos y los compositores más relevantes. Es decir, a mi modo de ver, ofrece una mirada sobre cómo

Es en esta última parte donde se entrelaza la música clásica, o culta, con el rock, al menos con el de una época y unas influencias. Y el autor lo hace a través del minimalismo de Steve Reich. “ecos y restos de minimalismo en la música pop de finales del siglo XX los podemos encontrar en The Velvet Underground “Heroin”, o en David Bowie, por ejemplo en “V-2 Schneider” de disco Heroes que contaba con Robert Fripp, de King Crimsom. El capítulo 14, “Beethoven se equivocaba”, contiene además referencias a Dylan y a los Beatles

Por ejemplo, Ross en su blog (www.therestisnoise.com) sostiene que “en los 60 las vanguardias se hicieron pop. Los Beatles, el fenómeno más importante en la historia de la música pop, comenzaron como una simple banda de rock, pero en sus últimos años absorbieron ideas de compositores como Cage, Xenakis y Stockhausen (el quinto por la izquierda de la fila de arriba de la portada de Sgt. Pepper), eso sin mencionar a Jean Sibelius”. Y en su web se puede escuchar la comparación entre el Metástasis de Xenakis y “A day in the life” (aún resuenan las distorsiones minimalistas de la versión de Neil Young) o “Revolution Number 9” del Álbum blanco:

Se aprecia esa labor de estudio de los últimos Beatles, con repeticiones sincopadas, orquestas al revés… en fin muy Reich. Sobre Stockhausen, es curioso ver este video “musical”, más si te gustan los helicópteros que la música:

Aunque a mí me recuerda a una película de Little Einsteins, quizás porque el minimalismo ha llegado también a la factoría Disney.

PD: por cierto, para solicitar actuaciones en vivo al autor de este blog, dejar un comentario.

Anuncios