El otro día entro en http://www.amazon.com, como hago de vez en cuando para descubrir muchas de las novedades discográficas que aquí no llegan. No llegan, supongo, que porque las radio fórmulas son como agujeros negros pequeñitos: absorben todo, pero en cantidades muy limitadas. Si te fijas prácticamente solo pinchan un máximo de 20 grupos y sus sucesivas canciones. Son aquellos en los que las discográficas – empresas, máquinas de hacer dinero – “creen” o “apuestan”. Es legítimo, pero limitado. Y las webs de venta de discos no se interesan, por lo general, por el resto.

Tengo la suerte de que soy contemporáneo de internet y de que no me da más miedo el comercio electrónico que el que desaparezca el camarero con mi tarjeta. Así que, a veces, me dejo caer en amazon.com, donde ya conocen mis gustos. Como te identifican antes de que pongas cualquier clave si entras desde el mismo ordenador, es como ir al bar donde siempre desayunas y donde ya no hace falta que hagas saber que te gusta la leche templada. Ahora, eso te obliga a saber muy bien qué es lo que te gusta. No puedes simplemente pinchar para curiosear porque la próxima vez que vengas la web te recordará que una vez te interesaste por algún disco de James Blunt…, pero te agrada recodar que aquí compraste Mudcrutch (reencarnación de Tom Petty).

Así que allí estaban lo último de Indigo Girls (Poseidon), Neil Young (Fork) o Dan Wilson (cd algo más antiguo, pero que descubro),  y esta obra de arte rock re-editada en “collector’s edition”: TEN, de Pearl Jam. y van llegando a mi buzón.

Ya han pasado 17 años, pero sigue sonándome intenso y me doy cuenta de que ha ido almacenando más que recuerdos, sensaciones desde entonces. Pero al propio tiempo, es capaz de evocar cosas nuevas. Esa es la música que marca. Lo viejo y lo nuevo.

En cuanto suenan evenflow, Jeremy o alive el cd se deja reconocer. No recordaba bien porch, garden o release. Pero en cuanto llega Black pienso que es especial.

 

en septiembre de 2006, en Madrid, fue un gran concierto. Cuando tienes la sensación de que han estado tocando esa canción solo para ti y las letras significan todo y nada a la vez, entonces sabes que estás ante una gran canción.

 

Eddie Vedder y Michael Stipe son los mejores vocalistas de nuestro tiempo. Una frase final de Garden(corte 9 de Ten) que me ha acompañado siempre y que ahora, en medio de esta crisis, aumenta de valor:

 

I don’t question our existence, I just question our modern needs.

Anuncios